Header Ads

¿Qué se siente tener una banda?.




Muchas personas me preguntan ¿qué se siente tener una banda?, la verdad es que no tengo una respuesta concreta para eso, lo único que sé, es que una tercera parte de mi vida la llevo al lado de los mismos 5 sujetos. 

Hace casi 13 años me subí por primera vez a un escenario, con Luis, Reimon, Robert, Gabo y Lobo y aun seguimos juntos (solo uno no sigue en este plano terrenal). Tengo 31 años, así que, sacando cuentas, solo viví 18 años siendo José Carlos Gaspar Martínez; el 05 de diciembre de 2007 me convertí en Shadow Suprahumano y aunque en ese momento no sabía lo que iba a suceder, mis fines de semana pasaron a ser de fiesta y trabajo. 

Parece que ya tengo la respuesta a la pregunta, ¿Qué se siente tener un a banda?, ser un Suprahumano se siente maravilloso, pero ya no puedo ir a fiestas que organizan mis amigos los viernes y sábados, ni a las comidas familiares en algunos domingos, incluso he tenido que tocar después de velar a un familiar, pero no creo que esta sea la respuesta que quieran escuchar. 

Pienso en muchas cosas que me pasan como si fueran normales, porque me suceden mucho, pero un ejemplo claro es que si alguien me saluda en el centro cuando voy a comprar baquetas o simplemente estoy paseando, siempre me preguntan por los demás la banda, ¿Dónde anda Luis?, ¿Qué dice el reimon?, como si estuviéramos juntos todo el tiempo, supongo que me ven como parte de un todo, no como un individuo, como los X- Men, eso me gusta. 

Pareciera que hace 1 año fue la última vez que ensayé con mi banda, pero no, solo fueron 7 meses, 7 largos meses en los que, si bien la banda siguió trabajando a distancia, no fue lo mismo. Esos ensayos de miércoles por la noche hacen falta, esas idas a la tienda con los cascos de caguama chocando entre sí, como un compás que anticipa lo que pasará en el cuarto de ensayo, esas platicas nocturnas sobre problemas de treintones y casi treintones y esas peleas al decidir qué canciones van o no van en el set. Hoy regresaremos al cuarto de ensayo, hoy retumbarán de nuevo los vidrios, hoy mi ritmo cardiaco se sincronizará con nuestra música nuevamente. Llevo una tercera parte de mi vida siendo el beat de Suprahumanos, y deseo que Suprahumanos siga siendo el beat de mi vida.

No hay comentarios.

Con tecnología de Blogger.