Header Ads

La recomendación de un desconocido.

Por: Octavio Meneses / Sr. Chunga 


El soundtrack de mi vida, Parte 3: 
“Sentimientos de la Nación”

¡Saludos, lectores! 

Es de mi agrado volver a escribirles desde mi melomanía en estos tiempos tan confusos, en los que recordar nuestra vida antes de la pandemia es extraño; en un santiamén estamos en septiembre, el mes patrio por excelencia, en el que conmemoramos el nacimiento de nuestro país y en el que nuestros antepasados salieron de un problema para meterse a otro. Se dice coloquialmente que en México somos buenos para empezar algo, pero no para terminarlo y esta analogía en particular, nos hace reconocer nuestros errores y fallas (aunque a veces no podemos enmendar o acabamos echándolo a perder), y que tiene un encanto peculiar del que carece cualquier otra expresión de idiosincrasia en el mundo. 

Entender a nuestro México es complejo; estamos tan acostumbrados a sobrevivir en un sistema que progresivamente va de mal en peor y en el que mantenemos la ilusión de que las cosas mejoren, desde un político que cumpla lo que propone, o que la Selección Nacional de futbol llegue finalmente al ansiado quinto partido del mundial de futbol; en fin, expresiones estacionales de las cuales no tenemos certeza alguna de que sucedan, y hay una en particular de este mes, de conmemorar y celebrar la independencia nacional, que olvidamos el resto del año a menos que haya una catástrofe o algún extranjero exprese un acto de racismo. Es el nacimiento oficial de este gran país fracturado, que tiene por contracultura, nuestra realidad, convertida en un lenguaje que es parte de nuestra cultura popular. 

Nuestras raíces prehispánicas y la llegada de los españoles dieron como fruto el mestizaje; esta eterna dualidad de no saber a dónde pertenecemos, pero que al mismo tiempo nos identifica. Nuestra cultura es una herencia de diversas matices, que por las situaciones diarias de sobrevivencia de cada individuo, hace más complejo entender nuestro lugar en este país, y por ende, nos volvemos indiferentes a ésta y que de alguna forma, perdemos interés. Es desafortunado, sí, pero el contexto social de México es realista, crudo y sin esperanza en el que nos vamos dando cuenta que hay valores que ya no nos representan. 

Y hablando de cosas que jamás vamos a entender; como el “vestirse de mexicano”, por qué chiflamos cuando algo falla, entre otras expresiones irónicas, coloquiales, pero, propias de nuestra contracultura, sí podríamos entender que la música es algo que tenemos arraigado en México desde nuestro nacimiento, particularmente, que por más alternativo que seas, hay por lo menos una canción mexicana que te sabes de memoria y que te identifica y no, no hablo del Himno Nacional, precisamente. 

Y considero, desde mi melomanía y como alguien que vive al día en este país; que la música hecha en México es el camino perfecto para entender nuestro sentir, que nos identifica y que le da una soundtrack a nuestro día a día. No es una casualidad, ya que estamos bajo el mismo suelo en el que se han caído y levantado héroes anónimos y que le da espíritu a nuestra identidad. 

Escuchar diversos géneros de música, ajenos a los locales no te hace ‘ni más ni menos’ mexicano, es absurdo pensar que tenemos la obligación moral de consumir solamente referentes locales, aunque en el caso muy particular de México, compartimos experiencias similares expresadas en la música: nuestros fracasos, éxitos y situaciones que vivimos día con día. Y que esto nos pueden llevar a conocer un poco más sobre nuestra identidad y cómo esta influye en nuestra cultura con referentes alternativos alejados de los estereotipos o verlos bajo otra perspectiva, en esta búsqueda existencial de nuestro origen y cómo es que encajamos en este país, que al mismo tiempo aportan a la riqueza no sólo musical, sino cultural de nuestro país. 

Y entrando de lleno a estos días en los que no habrá festejos debido a la contingencia sanitaria, ni verbena popular ni grito de independencia, al menos podremos deleitarnos en casa, con los exponentes de la música hecha en México para hacer por lo menos más amena esta noche y que no decaiga el espíritu festivo que debemos de abrazar, aún vale la pena que el legado musical se siga extendiendo. Identificarnos con quienes nos han dejado los verdaderos sentimientos de la nación a través de la música. 

En esta ocasión, encontrarás una lista de álbumes como es costumbre desde las entrañas de mi melomanía, que espero sean de tu agrado, con la excepción de que algunos autores, cuya carrera ha estado inmersa en la música popular mexicana y no tendrán un álbum como tal, y algunos otros que no contaban con el formato de álbum que conocemos actualmente, y en algunos otros encontrarás un álbum extra. 

Entendido lo anterior, aquí hay una lista con nueve referentes de la escena musical mexicana que considero personalmente, le han dado espíritu y corazón a nuestra música y una aportación valiosa a una idea atinada sobre lo que es ser mexicano… Y ya sabes, si consideras que falta algún referente: enriquece esta lista con más referentes de tu agrado… ¡Salud!


1. José Alfredo Jiménez 
El Rey indiscutible de la música ranchera mexicana, que nos enseñó que los problemas más mundanos pueden ser desahogados en la música, aunque se malentienda que el alcohol y la vida destructiva sean el proceso que lo llevó a sus composiciones, tales como historias de héroes cotidianos anónimos, tristezas y alegrías, eran versiones armónicas de historias que él mismo vivió. 

Fue el padre espiritual de muchos cantantes del género regional mexicano, referenciado y homenajeado hasta nuestros días.


2. Mariachi Vargas de Tecalitlán 
Existen centenares de agrupaciones de mariachis, pero ninguna ha sido tan trascendente y con una trayectoria tan larga, que data desde el año de 1889.
El mariachi y su legado cultural, han marcado un medio de expresión de las clases populares mexicanas, una conexión con nuestras tradiciones y que las han preservado en nuestro imaginario colectivo. Te aseguro que El Son de la Negra te ha erizado los pelos acompañada de pirotecnia durante estos días patrios.


3. Chavela Vargas 
La gran Chamana, quien alguna vez expresó que “los mexicanos nacemos donde se nos da la re chingada gana”, ya que era originaria de Costa Rica, dedicó su carrera a enaltecer la cultura popular mexicana. 
Siempre desafiante, puesto que a pocas cantautoras se les ha dado reconocimiento y rompiendo estereotipos desde muy joven que fue parte de la vanguardia mexicana de las artes desde mediados del siglo pasado, creó un legado único que persiste y quien marcó que un día de amargura y una guitarra, podían transmitir ese sentir. 


4. Lila Downs
Si alguien ha llevado el folklor con un toque fresco ha sido Lila Downs, antropóloga de profesión y comprometida a reivindicar las tradiciones de nuestra vida diaria que nos dan identidad en un México colorido y majestuoso que se ve reflejado en su extensa discografía enteramente dedicada a explorar nuestras raíces.


5. Juan Gabriel
En El Palacio De Bellas Artes (1990) / Celebrando 25 años de Juan Gabriel - En concierto en el Palacio de Bellas Artes (1998) 
El Divo de Juárez, el hombre que pisó la homofobia, la hizo lentejuelas y las usó en una chaqueta en el Palacio de Bellas Artes, dejó un legado que trascenderá en las próximas generaciones y un paso obligado para que cualquier mexicano se sienta identificado con su música. 
Además de ser un referente popular en la música, también lo fue para la comunidad LGBTTTQIA, desafiando así el machismo que ha oprimido destruido a toda esta comunidad, y así, uniendo ambos polos en los que cantamos a todo pulmón por medio de su música. 


6. El Tri
Sinfónico (1999) / 35 años y lo que falta todavía... (2004)
Así es, chavos de onda, Alex Lora y El Tri han retratado el día a día de cualquier mexicano que sobrevive en este país, pasando por abusos, desilusiones y represiones.
Alejandro Lora, salió de la escena underground y de los hoyos funky durante un periodo de represión y de censura hacia la música rock durante la década de los 70’s. Lépero y profeta del barrio, héroe de los reprimidos y de los marginados. Siempre desafiando a las figuras políticas y de autoridad. Incómodo para los más conservadores, a pesar de su devoción por la Guadalupana. 
Un auténtico guitar hero que a través de acordes de blues, desarrolló un estilo único que sigue contagiando a las generaciones más jóvenes. 
La energía que proyectan en el escenario es inmensa en comparación a sus discos en vivo, es por eso que he elegido estos dos álbumes, donde podrás encontrar auténticos conciertos de rock; apreciar los coros y las mentadas de madre, los chiflidos con sinfónica y una devoción sin precedentes hacia su música hermanados en el canto. 
Y si lo tuyo es el rock and roll, pues date estos discos y que te bendiga Dios.



7. Café Tacvba 
MTV Unplugged (2005)
Músicos extraordinarios de influencias de la cultura popular mexicana con un enfoque vanguardista; alcanzaron el reconocimiento de una gran banda mexicana y de talla internacional que con mucho éxito, los tacvbos dieron forma a un subgénero propio, en el que mezclan el rock tradicional con elementos musicales extraídos de la música popular mexicana. 
Este disco en particular muestra la genialidad de Café Tacvba, la combinación de sones jarochos con rock alternativo, independientes del movimiento de “rock en tu idioma”; se posicionaron como un grupo que no seguía estándares de música comercial y que hoy en dia siguen vigentes actualizando su discurso y en aportación musical.


8. Sonido Gallo Negro
Cumbia Salvaje (2012) / Sendero Místico (2014) 
Místicos y corrosivos, un conjunto de mezclas eclécticas como los sones jarochos, la cumbia sonidera, el mambo, entre otros sonidos que complejizan su música, apegado al arte sonoro y fieles a un México urbano casi desconocido para los extranjeros e ignorado por algunos habitantes cuya cotidianidad los mantiene ocupados. Ese lado misterioso que enriquece los mitos populares y que presentan en estos, sus dos primeros trabajos.


9. Alondra de la Parra 
Alondra de la Parra - Philharmonic Orchestra Of The Americas: Mi Alma Mexicana / My Mexican Soul (2010) 
¿Quién dice que no se puede llevar la música mexicana con las más grandes salas de orquestas del mundo? 
Virtuosa y desafiante en un círculo dominado por hombres, que ha crecido como una gran directora de orquesta que ha llevado sones mexicanos, una colección de clásicos de la música mexicana tan monumentales.

No hay comentarios.

Con tecnología de Blogger.