Header Ads

MISS SIMONE.

Por: Andrea Dlúa



¿Qué sabemos del miedo y del amor si no conocemos la historia de Eunice Kathleen Waylon? Mejor conocida como Nina Simone. No busco cansarlos con una larga historia acerca de su biografía, que bien pueden encontrar en este buscador tan famoso… Google. Pero si quiero compartirles el sentido que esta mujer le dio a la música o por lo menos a mi música. 

Muchos de nosotros dejamos de expresar, de sentir y de vivir gracias a esta sensación continua llamada “miedo”. En una de mis canciones intenté explicar y compartir lo que para mí era libertad, y claro que nunca mencioné “esa” palabra (Incluso tal vez por miedo)


Nina Simone en una entrevista del 68 responde a esta pregunta ¿Qué es libertad? “Es sólo un sentimiento, es algo inexplicable y más para alguien que nunca lo ha sentido”. Nina Simone es una mujer que luchó bajo un margen de discriminación y que aún así logró dejar el corazón en cada una de sus canciones, encontró un nuevo mundo; un mundo al cual llamaba escenario en donde la libertad significaba simplemente no tener miedo. ​ 

¿Qué sería de nosotros si dejáramos de sentir miedo? ¿Si a través de la música o de lo que más nos gusta hacer pudiéramos sentirnos completamente libres? Disfrutemos la mitad de nuestras vidas cantándole a esa libertad. 

Pero ¿Qué es libertad? “Es sólo un sentimiento, es algo inexplicable y más para alguien que nunca lo ha sentido”

Antes de este punto y aparte debo confesar que fue algo que escribí y jamás publiqué, y que justamente me encontré a la hora de escribir para ElBlok. Han pasado sólo 2 años y ¿Qué creen? Sigo pensando lo mismo, sigo sintiendo el mismo miedo que cuando me senté a escribir sobre Nina, pero ahora puedo aceptarlo y nombrarlo. Puedo saludarlo, puedo llevarlo conmigo y puedo enseñarle que a pesar de que camine conmigo como mi sombra, yo decidiré en que momento puede manifestarse y cuando no. 

No sé como Nina Simone logró vencerlo, no sé como otras personas exitosas lo han logrado, pero lo que puedo decir es que nunca se irá, sólo hay que aprender a vivir con el e invitarlo a que nos impulse a hacer lo que realmente queremos. 

Y me vuelvo a preguntar ¿Qué sería de nosotros si dejáramos de sentir miedo? 
Seríamos los mismos, pero más grandes y profundos.


No hay comentarios.

Con tecnología de Blogger.