Header Ads

¡Bienvenidos a Playa Tiburón!

Por: David Alvídrez aka "chaggo"
Fotografía: Claudia Crespo


Pese a que la arqueología musical nos dice que el surf tiene presencia en México desde la década de 1960, fue a finales de siglo XX que tuvo un fuerte auge de producción, haciéndose de un espacio importante en la idiosincrasia musical nacional. Dentro de las bandas pioneras están Los Esquizitos y Lost Acapulco, ésta última se dio a conocer con su disco Acapulco Golden (2004), catalogándose como banda de culto y trasciendo las fronteras del país.

Por esas mismas fechas se comenzó a practicar el surf en fiestas, tocadas y gracias a canales como Telehit y MTV Latino. Música fuerte, estridente y bailable que rápidamente atrajo los oídos jóvenes, creándose un sinfín de propuestas a lo largo y ancho del país. En lo personal, lo practicaba gracias a mi estatura, pues me da ventaja al permitirme mantener el equilibrio pese a la fuerza de las olas del slam y los estragos del alcohol. Como muchos de los que leen estas líneas, solía tener mi reproductor de mp3 inundado con rolas de las bandas ya mencionadas, además de Los Straitjackets, Fenómeno Fuzz, Sr. Bikini, Yucatán A Go-Gó y un largo etcétera… Sin olvidar a los pioneros del género: Dick Dale, The Ventures y The Beach Boys.

Para quienes gustamos de este género, fue imposible perderse un evento que conjuntó a una buena banda de la escena local –que hace tiempo no tocaba en directo–, a la banda que inició el movimiento surf rock a nivel nacional y a uno de los compositores que estelarizaron el resurgimiento del género en la década de 1980. Un cartel así nos lo regaló el Beat 803 el pasado 2 de junio con la segunda presentación en directo de Shark Beach, la producción más reciente de Lost Acapulco y Danny Amis (Los Straitjackets), gurú y amigo. La apertura de la tocada estuvo a cargo de Cuatro Gángsters 4. Sin duda, fue una noche de descontrol, actitud playera y mucho surf.

Los Cuatro Gángsters 4 se formaron por ahí de 2007 con tres integrantes poblanos y el Sr. Ramírez Acapulco. Se caracterizaban por la fusión entre el western y el surf rock instrumental. Pese a que cuentan con una sola producción discográfica (2008), en su presentación se lucieron empezando a agitar las olas de lo que posteriormente se vendría, permitiéndonos recordar temas como Cholula Dessert, Pool Party y Cuatro Gángsters 4.



Lost Acapulco tiene sus orígenes a fines del siglo XX, colocándose como banda de culto y como una de las exponentes de este género en nuestro país. Han tocado en diversas playas del mundo, colaborado con diversos artistas nacionales e internacionales. Es imposible no surfear con su música, que se caracteriza por su fuerza incontenible, además de sus líricas alusivas a la fiesta, al sexo y al surf. Esta noche nos treparon a la tabla con éxitos como Jack the Ripper, TangaTuTanga, Terremoto y Olvidemos el romance.









La cereza del pastel fue Danny Amis, el invitado de la noche, con quien además de tocar los éxitos ya mencionados, presentaron China Buffet y otros temas del Shark Beach (2017). También conocido como Daddy-O-Grande, Amis es una leyenda del surf rock: fundador de Los Straitjackets en 1988 –con 16 álbumes y una nominación al Grammy– y productor del álbum debut de Lost Acapulco en 1998, banda con la que ha grabado un sinfín de canciones (en su faceta de solista) y tocado en diversas ocasiones.







Además de lo ya mencionado, Danny Amis y la familia Acapulco –Sr. Ramírez, Crunchy, Reverendo y Warpig– venían celebrando 20 años de amistad y de trayectoria musical, inundando al Barrio de los Remedios con surf y mezclas con el twist y el rock & roll, dotando de refrescancia a quienes asistimos, a propósito de los terribles calores que han golpeado la ciudad, provocando un maremoto en el número 803 de la 24 norte. Al evento no faltaron las bermudas y las camisas floreadas, ni el Santo, Espanto, Atlantis y Psicodélico.






No hay comentarios.

Con tecnología de Blogger.