Header Ads

VABIEKA: SEMILLA, TIERRA Y AGUA DE UN ENCUENTRO DE PAYASAS.

Por: David Alvídrez Aka "Chaggo"
Instagram: @c.h.a.gg.o


Una rica dispersión entrópica ha provocado que en un tercer piso del Barrio de la Luz se esté generando VabieKa, el primer Festival Internacional de Payasas de Puebla y del país. La varieté cuenta con propuestas de Puebla, CDMX, Michoacán y Xalapa, así como de Brasil, Chile y Colombia. En ElBlok nos entrevistamos con Karen Tlahuizo y Verónica Pérez, integrantes de Las Gramelots (2011), y organizadoras de este acontecimiento que tiene por objetivos visibilizar a mujeres payasas y resignificar, dialécticamente con el público, la imagen de la payasa.



¿De dónde surge VabieKa?
Karen: Llevo siete años dedicándome al clown y supe de la Red Internacional de Payasas por Darina Robles, quien también se dedica al clown y con quien tomé dos talleres, hecho que creó un vínculo entre nosotras. Darina viajó a Brasil, país en el que hay mucho movimiento de payasas, y tras un festival se organizó la Red de Payasas Brasileñas; posteriormente Darina armaría la Red de Payasas Mexicanas, a la que me incluyó. A la par de esto surgió la Red de Payasas Colombianas, y por la que Darina conoció a Paula Malik, malabarista colombiana que me escribió en noviembre de 2017 porque andaría en México y quería que le organizara funciones en Puebla.

En ese momento me dije, Ella hace clown, yo también, pues hagamos una jornadita (risas), ¿o un encuentro de payasas? ¿O un festival? Total que la fecha me ganó y sólo se realizaron las presentaciones de Paula y la idea ahí quedó. Ya quedará para la segunda edición de VabieKa. Meses después, en enero, me escribe la Tropa de Falopio, igual andaban por México y querían ayuda para armar presentaciones. Y yo de ¡Ah! Sí, venga, ahí está la oportunidad –otra vez– de hacer un encuentro de payasas. Todo esto gracias a las redes.

Creo mucho en la energía del Universo, en que las cosas por ahí andan y que sólo necesitan energía para conectarse y ¡pum! Se dé la explosión… Y así se han ido dando las cosas. En enero también conozco a Vero, pues tiene una promotora cultural y me buscó para una chamba de “animadora” (risas). El evento era al otro día y fue de Sí o sí, eres mi única opción, y yo no tenía varo, entonces también fue mi única opción. Nos pusimos de acuerdo y se armó, le jugamos a la animación y luego nos sentamos a platicar. Vero trabajó en la organización de Rodará por muchos años y explosión en mi cabeza: tenía la idea del encuentro de payasas, venía la Tropa de Falopio, estaría chido y le pregunté si me ayudaba a organizarlo dándome unos tips, No, no te doy los tips, dijo, mejor lo hacemos. Y la primera plática al respecto fue aquí en casa.


Vero: Como dijo, trabajé en Rodará del 2004 al 2009, posteriormente en otro festival en Puerto Vallarta, donde radiqué un par de años. Siempre he estado en la logística de eventos de arte escénico, sin embargo ya tenía tres años sin organizar un festival y la idea de Karen me emocionó mucho. Decidimos organizar un Festival y en febrero inició la chamba. VabieKa se hace por la inquietud de Karen y por el gusto que la organización de este corte de evento me despierta.

Karen: Yo fui la semilla, Vero fue la tierra y el agua ha sido el Universo entero: todos los que se han ido sumando.


¿Qué les evoca la palabra “festival”?
Vero: Convivencia, muestra…
Karen: Fiesta…



¿Eso será VabieKa?
Karen: Sí. Cuando se compartió la convocatoria en la Red Mexicana de Payasas, quien es patrocinadora de los talentos, les decía Cáiganle a la fiesta, porque para mí es una celebración de muchas cosas. Pero, regresando un poco, la idea surge de realizar un encuentro de mujeres payasas, porque si ya hay un montón de festivales de clown, teníamos proponer algo nuevo. Además, porque Cuántas mujeres payasas conocemos, nos preguntábamos.



Vero: Sí, yo que llevaba tiempo trabajando en la logística de eventos similares, no conocía payasas. Bueno sí, pero pertenecientes a grupos teatrales, independientes sólo a tres payasas con propuesta teatral, Karen incluida. Por lo que creímos que armar un evento de mujeres payasas sería una buena opción, creyendo que ayudaríamos a talentos emergentes (risas). No pasó nada de eso, porque ya existía, sólo que no lo habíamos sabido ver.



Karen: Y eso nos resultó sorprendente. ¡Otro pum! Le sumó gasolina a la idea. Si Vero que hace gestión cultural y que ha estado en eventos grandes, no tiene una carpeta con mujeres payasas… El “encuentro” tomó una cara: centrarnos en las propuestas clown de mujeres. Si una de las ideas inicial fue generar una plataforma de mujeres, el resultado fue inesperado. Al estar en la Red me di cuenta que existimos muchas.


Darina me recomendó a muchas mujeres que estarán en el Festival, la invité y dijo Sí, voy hasta la cocina, y comenzó a involucrarse. Fue ella quien me dijo, “Haz tu festival de payasas; además ya teníamos a La tropa de Falopio (Colombia). Más tarde se sumó Aline Moreno (Brasil), Daniela Hernández, Lolita-Bolita (Michoacán), recomendada por un amigo de Vero, y Las Gramelots (Puebla), que somos nosotras. Tras subir la convocatoria a la Red se sumaron Sopa de Clown (CDMX), un grupo con amplia trayectoria; Ciboulette (Chile), chilena que radica en Toluca que escribe arte circense; Irasema Hernández, Ira Clown (CDMX), de la UNAM especializada en la técnica del clown, con propuesta teatralizada; Perla Delgado (CDMX); Abril Ruíz y la Compañía Pulpo (Xalapa); Kukamonga (Puebla), a quien no conozco, pero que agrandó un poco el objetivo, agregando la idea de poder generarle el espacio a payasas que no se han presentado en escenarios.

La observación es importante en esta profesión, enriquece nuestros trabajos y propuestas. Como en todo, hay personas más preparadas que otras, pero eso aquí no importa, pues es ver el lado bueno de esa experiencia. La crítica generosa ayuda. Me parece bonito pensar que VabieKa será también un espacio de encuentro para las payasas, y compartición de nuestros niveles de trabajo.

Con la idea de que la experiencia sume, invitamos a Rosa María y a La-Pao (CDMX), que trabaja con el malabarismo y es pesada en el tema de la escena y su organización. Tiene un espacio llamado Cracovia, en CDMX, en el que mensualmente se presentan las payasas de la Red; y también organizaba la Circonvención Mexicana, un eventazo con talleres, propuestas mundiales, presentaciones galas, pero con tintes más circenses. Y ahí VabieKa cerró convocatoria.


De manera general, celebró la espontaneidad que ha sido la base de VabieKa. Me hablaron de propuestas, de muchas payasas, de técnicas: lo circense, el clown, la teatralidad… ¿Qué varieté habrá en el Festival?
Karen: No las conocemos a todas, pero nuestra tirada es mostrar qué es esto de ser payasas. En algún fondo de la inquietud por organizar un festival se debe hallar en algo que me ha pasado muchas veces. Aparezco y me presento, Hola, buenas tardes, soy Karen y soy payasa, y todos de Ah, la payasita, como con lástima, en diminutivo para que no me duela, cuando fue algo que yo escogí y no lo último que encontré en el basurero. Ser payasa es mi profesión, a la que le he invertido tiempo y dinero, sacrificio. No estudié una carrera, pero terminando el bachiller comencé a tomar talleres y cursos, me he ido especializando en ser payasa.

Pero si digo que soy clown, tiene otra connotación en la gente, como que ante ellos me da importancia, más “estudiada” por lo menos. La técnica clown viene más de la teatralidad, de la que el payaso es su actor. Sin embargo, tener un festival de clown lo sentí como un regreso a lo mismo, y cuando diga Soy payasa, seguiré siendo “la payasita”. Es importante decir que soy payasa y mostrar lo que hago, quitarle lo marginado y peyorativo a la imagen que se tiene del payaso mexicano. La propuesta, incluso para nosotras, que no sabremos qué nos vamos a encontrar en esta fiesta, no es mostrar teatro clown, sino payasas que lo hacen. Tampoco nos despegamos del circo, que parecieran conceptos peleados. En realidad, el payaso es súper viejo en el teatro tanto como en el circo, por lo que decidimos trabajar en conjunto con ambas expresiones. Lo que creo que vamos a ver son propuestas libres de mujeres que toman las técnicas para hacerlas suyas.


Hablaron también de talleres. En ese rubro, ¿qué encontraremos en este Festival?
Karen: El primero se llama ¿Dónde está mi clown?, propuesta a cargo de Darina Robles, taller por el que la conocí; Aline Moreno impartirá Teatro Físico, pues es importante involucrar el cuerpo en la escena: sin cuerpo no hay escena; Abril Ruíz dará un taller de improvisación; la Tropa de Falopio trabajará malabares y circo aéreo; y La-Pao impartirá Caricatura del movimiento y palabarismo


¿Qué hay con el diseño de VabieKa?
Karen: La primera persona que se unió por completo a esta idea fue un amigo, que tenemos en común, justo el que me presentó como “animadora” con Vero (risas), él nos hizo la imagen. De la primera propuesta lo único que le cambiamos fue el detalle de la “b” que estaba muy pegada y no hacia legible el nombre del Festival, se lo hizo y quedó. Él nos donó su trabajo.

Vero: Además consiguió ilustradores para que nos hicieran postales representativas que pudiéramos vender para ir generando recursos para el Festival. Todas las ilustraciones son donadas.

Karen: Y donadas porque creyeron en la esencia de VabieKa: el ser mujer y hacer cosas. Le dijimos, Carnal, no tenemos ni un peso pero tenemos chingos de corazón, además ya traemos a chingos de payasas detrás que quieren venir, entonces dijo Va, yo les pongo el diseño.

¿Qué públicos originalmente esperan?
Vero: Siento que en Puebla ya se ha desarrollado mucho público para este tipo de eventos. De entrada, un público familiar, pero también nos estamos enfocando a adolescentes y adultos. La mayoría de las propuestas, que se presentarán por la noche, son para estos públicos. El público será tan diverso como las propuestas que se mostrarán.

Karen: El circo y el clown deben ser digeridos para todo público. En VabieKa no habrá nada que nadie no pueda ver y reírse, las propuestas son para un público en general. Sin embargo, creo que algunos contenidos son más ricos para el público adulto. En el tema de la payasada, no me gusta, no sirve, que el público no entienda el chiste o que se quede con dudas, o peor, que en lo que descifran el chiste se pierdan el resto del número; es importante que el público vaya contigo. Antes de haberlo planteado en el Centro de la Ciudad de Puebla, tuvimos la oportunidad de efectuar el Festival en San Pedro Cholula, pero justo el tema de los públicos nos detuvo a pensar. En San Pedro el público tendería a ser más familiar, pero en el Centro sería más estudiantil y adulto. Decidimos enfocarnos a estos públicos.


¿Así llegaron al Barrio del Artista?

Karen: Así. Nos emociona imaginar, caer en cuenta, que VabieKa será el primer encuentro de mujeres payasas en México, lo que ha generado ruido. Y el espacio es relevante. Pensábamos presentarlo en foros independientes pequeños. Todo sería independiente porque nos perdimos el apoyo del estado ya que en mayo se hace el Festival Cinco de Mayo y en automático se bloquean ciertos espacios públicos, como el zócalo por ejemplo. ¿En dónde lo presentamos? Pues en foros pequeños. Pero con el tema de realizar un Festival con la etiqueta de internacional, y los espacios que considerábamos eran para 30 personas…

Vero: …no podíamos dejar a nadie afuera, porque esperamos que lleguen más de 50 o más de 100, o 200 personas, las que lleguen. Así optamos por el Barrio del Artista, con cierta estrategia: es un lugar de paso, turístico, con negocios…


¿Cuándo va a ser?
Vero: Del 24 al 26 de mayo. El jueves 24 en Workósfera (5 ote. 612, Centro) se inaugurará el Festival con un conversatorio que incluye a las 19 payasas participantes y el tema será la Red Internacional de Payasas. Tras su culminación se proyectará “La costurera”, de Gardi Hutter, la maestra del clown…
Karen: Mi “virgensita plis”, a la que le rezo todas las noches (risas)…

Vero: Viernes 25 y sábado 26 en el Barrio del Artista, de 4 a 9pm.






¿Qué es Vabieka? Es una palabra que jamás había escuchado o leído y me morbea saber qué significa y qué simboliza para el Festival.
Karen: Otra cosa que llegó por sí sola. Babieca es “persona boba”. Y al final la payasa trabaja con el “ser bobo” que tiene que ver con el genio y la interpretación. Hacer reír a los públicos debe tener sentido.

Vero: No teníamos idea de qué nombre ponerle y Karen dijo Trae el diccionario, empezó a hojearlo y me dijo, Tú dices basta, dije basta y se paró en la “b”, empezó a leer y apareció babieca. Que no se escribe como está en el logo, sino con dos “b” y “c”. La modificación fue cosa nuestra: yo me llamo Verónica y le pusimos la “v” y Karen se llama Karen y le pusimos la “k”: VabieKa.


No hay comentarios.

Con tecnología de Blogger.