Header Ads

LETRAS FEMENINAS.

Por: Fabiola Gese


Escritoras Duranguenses /Mini poemario PT I


Te dejaré ir
Te amaré entonces
como se sufre el ballet
cuando tienes malos pies,
llorando por lo que no puede ser
mientras contemplo
tu gracia y perfección
de bailarina en movimiento.
Como ama la superficie del agua
al reflejo de la luna
te amaré como se aman
las galaxias luminosas
te amaré como se aman
las montañas lejanas
de cimas inalcanzables

y luego te dejaré ir.


Moonstone
Ayer me imaginaba acampando en tus labios de algodón de azúcar, bebiendo agua de los ríos azules que corren tranquilos bajo la transparente piel de tus muñecas. Deseaba besar tu cuello de orquídea y hundir mis manos en los lirios que crecen entre tus piernas. Perderme en tus ojos de labradorita y explorar la galaxia que está entre tu frente y tu nuca, tomada de tu mano huesuda de cuarzo rosa. Pero los deseos viejos hieren y las heridas se infectan. Hoy te dejo ir, porque hoy me duelen tus labios de algodón de azúcar, y los ríos mansos de tus venas, y tu cuello de orquídea. Hoy me duele pensar en quién tocará los lirios entre tus piernas, y despeinará tu cabello y tomará tu mano de cuarzo rosa. Me duele pensar en quién desentrañará el Universo que está entre tu nuca y tu frente, y a quién verás con tus ojos de labradorita y le dirás “te quiero”. 

Devotchka Marina.


Libia nació en Durango, Dgo., pero vive en la Ciudad de México desde hace unos años, donde realiza contenido para una agencia de publicidad digital. Escribe poesía bajo el seudónimo de Devotchka Marina. Estudió un semestre en la Escuela de Pintura, Escultura y Artesanías de su ciudad natal, de donde viene el gusto por las artes gráficas, pero se salió porque reprobó todas las materias. En su tiempo libre le gusta caminar, tomar fotos con una cámara Polaroid y escribir haikus. Tiene una gata, Morgana, y un perrito, Bendy.

Contacto:
instagram: @devotchka_marina
@mexican_haiku 


INSOMNIO
La noche me sabe a un ir y venir por aquí y por allá
con los párpados intactos y las retinas medio ciegas
con los bostezos sacando turno y esperando en fila
la necesaria subyugación del insomnio
antes de que se rompan las ojeras y sea demasiado tarde
y otras veinticuatro horas transcurran desgraciadas
reverberando en los blancos dientes de ballena huérfana
que se descalcifican asfixiados por humo químico.
La noche y el sueño deberían ser inherentes
siameses fundidos el uno a al otro por explosiones nucleares
sin dientes en las encías para no roerse la carne.
La noche debería venir con su pasamontañas de estrellas
a apuntillarme los ojos, a propinarme ganchos al hígado,
patadas voladoras, llaves que me inmovilicen de una vez por todas
porque los ojos se me hacen chiquitos y están cansados
pero son tercos, caray,
tercos como endemoniados adolescentes.


ES LA COSTUMBRE
Me dicen que estar triste está mal
que es pecado porque el diablo creó la tristeza
para que le vendiéramos el alma desesperados,
que es idiota estar tan moribundos
porque la vida es algodón de dulce rosa
o lengua rasposa de gato.
Pero es que yo lloro
hasta que mi llanto se queja.
Juego a ser dios creando lagos
los siete días de la semana
sin descanso los domingos
y me hinco a beberme a mis hijas
porque soy incapaz de cortar
el cordón umbilical
y soy incapaz de cortarme las venas
para dejar de ser tan miserable.

No es que me guste estar triste
es que no sé no estarlo.

Laura Alemán

Estudié Comunicación pero mis verdaderas pasiones son la ilustración y la escritura. Empecé a escribir como mera casualidad cuando, un día, me topé con la poesía de Alejandra Pizarnik, fue ahí cuando supe que los poemas no necesariamente tenían que hablar de amor, sino también de ese lugar oscuro al que a veces no nos gusta ir y la tristeza también puede ser algo bello. Es por eso que la poesía terminó convirtiéndose en una necesidad, como una manera para sobrevivirme.

CONTACTO:
instagram : @laura_nadie__



Letras femeninas es un apunte acerca las mujeres de Durango, de su prosa su ritmo y su verso. En un encuentro para la proyección con otros personajes que comparten el gusto por la literatura. Este, el primero de tres pequeños poemarios que serán publicados abriéndole el espacio a la participación de mujeres quienes apasionadas por la poesía se vuelven ejecutantes de la misma.

No hay comentarios.

Con tecnología de Blogger.